propuesta de valor

La propuesta de valor es uno de los nueve elementos clave y resulta curioso que la gran mayoría de los negocios no tienen claro qué es realmente lo que están ofreciendo a sus clientes.

Cuando hablamos de propuesta de valor nos referimos precisamente a ello, a qué está ofreciendo tu negocio y que solamente tu negocio es capaz de ofrecer. Ese algo que lo hace especial, diferente y atractivo… ¿Ya tienes definida la propuesta de valor de tu negocio?

Si aún no tienes claro cuál es la propuesta de valor tuya o de tu negocio, a continuación te comparto una serie de características a tener en cuenta a la hora de definirla. Te invito a revisarlas para que tu propuesta sea realmente interesante y poderosa.

1. Que sea atractiva: “Los clientes no saben lo que quieren hasta que se los muestras”, dice Steve Jobs, y por esta razón es que debes entender tu mercado para luego atraerlos con una propuesta de valor basada en sus necesidades y deseos.

2. Debe crear valor para tus clientes: Si no entregas valor a tus clientes, tu propuesta de valor no será sostenible en el tiempo. Identifica lo que es valioso para ellos y plásmalo en tus productos y servicios.

3. Que sea Diferente: “Si el mercado no percibe diferencia, decidirá por precio”. Así de sencillo. “Al final, o eres diferente o eres barato”. A menos de que tu propuesta esté basada en el precio, busca la manera de diferenciarte de la competencia.

4. Que se pueda cumplir Es común que los emprendedores estén tan entusiasmados con sus negocios, que quieran ofrecer propuestas del tipo “bueno, bonito y barato”; pero este tipo de propuestas son poco sostenibles. Tu propuesta de valor debe ser atractiva y sostenible. De nada sirve que prometas a tus clientes más por menos si al final no puedes cumplir.

5. Que genere emociones, sentimientos y conexión con el cliente: Con tu propuesta de valor debes llegar a la menttu mercado. Crea experiencias, vende valores y genera emociones, así lograrás un verdadera conexión con tus clientes. Estamos en la era del marketing de experiencias.

Bien, y para finalizar te invito a revisar un pequeño texto que nos invita a reflexionar sobre qué ofrecer, si productos y servicios o emociones, experiencias y sentimientos…

“Hubo un día en que Coca Cola dejo de vender refresco y empezó a vender felicidad, igualmente Pepsi dejó de vender gaseosa para vender el impulso de la juventud; un día en que Bimbo dejó de vender pan y empezó a vender el cariño de siempre y la unión en las familias; Hubo un día en que NIKE dejó de vender ropa deportiva y empezó a vender actitud; hubo un día en que los grandes almacenes dejaron de vender artículos y empezaron a vender estilo de vida… y así, hubo un día en que MUCHAS EMPRESAS COMPRENDIERON QUE DEBÍAN VENDER VERDADERAS EMOCIONES Y EXPERIENCIAS PARA LOS CLIENTES, POR ESO HOY EN DÍA SON GRANDES!

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.