Mapa de los sueños

Tiempo de lectura: 5 minutos

El Mapa de los Sueños es algo que todos deberíamos hacer en algún momento de nuestra vida. Es una herramienta tan potente para conseguir nuestros sueños, que podría decirse que es Mágica.

El Mapa de los Sueños es un cuadro que confeccionamos con fotografías que representan nuestros sueños. Puede ser tan extenso o tan corto como queramos. Puede hacerse en formato electrónico o de forma manual, imprimiendo unas fotos y pegándolas sobre una cartulina.

Debe contener todo lo que nos gustaría vivir en esta vida.

Leí hace tiempo el caso de una persona que se había decidido a hacer su Mapa de los Sueños. Incluyó la que era la casa de sus sueños. Diez años más tarde, revisando el Mapa de los Sueños que tenía entre sus recuerdos, vio que estaba viviendo exactamente en la misma casa que había imaginado.

Pasos a seguir para confeccionar el Mapa de los Sueños.

Es recomendable que, antes de ponernos a buscar las fotos, hagamos una lista con todos nuestros sueños. Confeccionar esta lista no debería de llevarnos menos de una semana. Es decir, que si lo haces en menos de 7 días no estará bien hecho.

El primer día escribiremos unos cuantos deseos, los que nos salgan, sin forzar. Pero es en los días sucesivos donde obtendremos la información más valiosa: le habremos dado a nuestro subconsciente la orden de que nos diga qué es lo que de verdad queremos vivir en esta Vida.

Durante una semana, debes dedicar un mínimo de 10 minutos cada día a seguir ampliando la lista. Te sientas delante del papel con un cronómetro y hasta que no pasen 10 minutos no te levantas. Si te levantas antes te estarás engañando a ti mism@. A nadie más.

Es posible que la información te llegue de forma inesperada en cualquier momento del día; cuando estés trabajando, por ejemplo. Si te viene un sueño a la cabeza fuera del periodo de 10 minutos diarios, sería recomendable que lo apuntases en un papel. Es muy posible que no vuelva.

No rechaces ningún sueño. Si aparece en tu mente es porque lo quieres vivir.  Querrás escribir muchas cosas en la lista preliminar, pero te dirás “No, eso no. Eso es demasiado para mi“. Da igual, escríbelo. Esto es contigo mism@, con nadie más. Así que no te engañes.

Para los más avanzados en esto del crecimiento y mejora personal, este puede ser un buen ejercicio para localizar dónde están nuestros límites personales.

Tras 7 días, y nunca antes, escoge 10 sueños/deseos de la lista. Los que sean más importantes sean para ti. Ordénalos de mayor a menor importancia y busca 10 fotos que se correspondan con los sueños escogidos. Una por sueño.

No hay problema en que cojas más de 10 sueños, no pasa nada. Cuántos más cojas, más dispersarás la Energía y menos efectiva será.

Confecciona tu Mapa de Deseos como más te guste (en formato electrónico o usando una cartulina sobre la que pegar las fotos)

En este punto habrás hecho gran parte de la Magia. Pero ahora viene la parte más importante. Se trata de dejar en un lugar visible tu Mapa de los Sueños. Un lugar en el que puedas verlo todos los días. La gente que lo hace en formato electrónico, se lo pone como fondo de pantalla del ordenador. Quien usa la cartulina lo pega en la pared. Otros lo guardan en un armario. A estos últimos no les suele funcionar.

 

La lista original que contiene todos los sueños que has apuntado durante una semana, no la tires. Es otro elemento fundamental del ejercicio. Debe quedarse en un sitio accesible, porque vas a estar recurriendo a ella durante toda tu vida, ya sea para añadir nuevos sueños o para tachar pequeños (o grandes) sueños ya cumplidos.

 

Cumplir los pequeños sueños que vamos reflejando en ella nos acerca inexorablemente a los sueños plasmados en el Mapa de DeseosLos sueños son como llaves. A medida que los vamos cumpliendo, nos vamos acercando a nuestros sueños más importantes.

Como todo aquello que va en nuestro beneficio, hacer el Mapa de Deseos nos puede suponer un gran esfuerzo. De hecho, si  decides hacerlo, te adelanto que vas a tender a postponerlo. Eso será buena señal, ya que querrá decir que tu mente controladora se está resistiendo a salir de esa zona donde todo está bajo su control.

A muchos, la mente nisiquiera los permitirá eso. De entrada te dirá: “Esto es una tontería”. Esa reacción es un mecanismo de defensa ante una realidad que amenaza tu estabilidad; una estabilidad que no te hace feliz, por cierto.

A la hora de redactar la lista podrías decirte:¿Y qué sueños tengo yo? Creo que no tengo ninguno”. Lo que viene después de esa pregunta puede ser uno de los momentos más especiales de tu vida, ya que comenzaran a brotar ilusiones que parecían estar dormidas y confinadas a la oscuridad de un cajón. Algunas nisiquiera sabías que las tenías. En cuestión de pocos minutos, puede ser que rellenes un 1 folio por las 2 caras con tus sueños. Algunos inmediatos y sencillos y otros que te llevará más tiempo conseguir.

El simple hecho de permitirte plasmar en algún sitio cuáles son tus sueños es mucho más poderoso de lo que parece. Explicar el porqué da casi para escribir un libro. Pero resumiendo: Hacer el Mapa de los Sueños produce que llevemos nuestra Atención a la consecución de nuestros sueños y eso hace que nuestras Energías se concentren en ello. Y ya se sabe lo que ocurre cuando concentramos nuestra Energía en algo… Ocurre. La ciencia ha demostrado que un pensamiento que está constantemente en nuestra mente tiene el poder de crear una realidad que equivale a ese pensamiento.

 

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.