Administrar bien tu tiempo

A veces en el transcurso del día realizas muchas tareas y al final te das cuenta que no pudiste avanzar los temas pendientes por no administrar bien tu tiempo. Estamos inmersos en nuestra rutina que no nos damos cuenta el valor de ese recurso tan escaso y preciado (TIEMPO).

Por ello, debemos tener la capacidad de organizar adecuadamente nuestro tiempo en los diversos espacios donde nos desenvolvemos:

 

ENUMERA

Enumera todos los temas pendientes que tienes que realizar, considera todas las ideas que se te vengan a la mente.

CLASIFICA.

Una vez que has enumerado los temas pendientes, debes clasificarlos según las áreas de tu vida (familia, trabajo, estudios, etc.) porque cada área tiene que tener su atención y espacio, no puedes dedicarte más a una que a otra.

PRIORIZA.

Cuando queremos aprovechar mejor el tiempo, es importante que sepas priorizar que es realmente IMPORTANTE hacer. En ocasiones desperdiciamos el tiempo de manera poco provechosa, realizando tareas “no fundamentales” y que incluso podrían realizarlas otras personas.

ELABORA UN PLAN DE TRABAJO.

Trata de tener pasos concretos de lo que quieres hacer cada día, esto se traduce en un plan de trabajo. Allí podrás ver que actividades requieren tu atención directa y en cuales podrías solicitar el apoyo de otras personas.

ESTABLECE METAS:

Define que quieres lograr y aprende a establecer un tiempo prudencial. Por ejemplo:

  • Terminar el inventario en el lapso de 3 días, máximo el (día), (mes), (año)
  • Organizar mi biblioteca en el lapso de 1 semana, máximo el (día), (mes), (año)
  • Terminar de hacer el informe de alguna actividad en 2 días……..etc

 

DELEGA: 

Si bien nos gustaría tener disponibilidad de hacer todas las cosas nosotros mismos, a veces no es posible. Aprende a delegar algunas tareas tanto en tu hogar, trabajo, estudios, etc., que te faciliten el manejo de tu tiempo, quizás con un pago simbólico algún familiar o amistad te puede ayudar a realizar algunas tareas. De esta forma, no sólo te beneficias, sino también ayudas a otras personas.

SE PRACTICO/CA:

Aprende a ser práctico en tu trabajo, por ejemplo, si tu labor es hacer informes técnicos, cartas, documentos, etc. acostúmbrate a utilizar plantillas de diseño único, esto te permitirá ahorrarte mucho tiempo porque no tendrás que diseñar a cada momento formatos, sino tendrás la estructura armada lista para actualizarte. Dedica tus energías a lo importante.

 

EVITA LA DISTRACCIÓN

Si quieres ser una persona que administra su tiempo con eficiencia, evita la distracción, por ejemplo, en la oficina cuando se usan las redes sociales, chat, entre otros. Trata de centrarte en tu objetivo y dedícate a ello principalmente.

 

EVALÚA TUS AVANCES.

Trata de elaborar un cronograma de trabajo, donde puedas evaluar tus avances. Si lo consideras, lo puedes digitar en una plantilla de Excel y tenerlo disponible en alguna parte de tu casa, oficina, cuarto de estudios, entre otros.

Recuerda, el tiempo no es sólo lo que marca el reloj o lo que señala el calendario, está relacionado a nuestra misma esencia como seres humanos, mientras tengamos vida tendremos capacidad de reconocerlo, valorarlo y sobre todo, aprovecharlo.

El tiempo como tal jamás se recupera, cada mañana cuando nos levantamos la vida nos regala un día más en este mundo, depende de ti darle la respectiva importancia.

Te puede interesar: Administrar tu dinero

¡Gracias por seguirnos!

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.