¿Cómo tener una vida financieramente sana?

A continuación podrás aprender cómo tener tus finanzas en orden, organizar tus gastos y hacer compras responsables son claves para lograr una cartera saludable. 

  • Primero lo básico: prioriza tus necesidades para comprar sólo lo que realmente necesita tu familia. Cada individuo tiene necesidades propias, por lo que es necesario analizar  y ordenar los gastos según su importancia, identificando aquellos que son indispensables. Analiza si lo que comprarás, a crédito o de contado, es realmente necesario.
  • Siempre compara: Compara precios y calidades con objeto de aprovechar la competencia entre proveedores. La investigación previa es básica para realizar una buena compra, lo que requiere tiempo, con la posibilidad de identificar ofertas o promociones de los artículos a adquirir.
  • Primero liquida las deudas: lo mejor es hacerlo siempre a tiempo para evitar que ‘te coman’ los intereses. Liquida el saldo de las tarjetas de crédito en la fecha que indica el estado de cuenta, para así construir un buen historial crediticio.
  • Ahorra en la medida de lo posible, para obtener un mejor provecho de tus ingresos en el futuro. Fomentar la cultura del ahorro es un trabajo en equipo en el que debe participar la familia.
  • Sé objetivo: lo mejor es establecer metas realistas para identificar deseos posibles. Fija un objetivo específico, factible de medir y con una fecha de cumplimiento para alinear el esfuerzo financiero, lo que te permitirá tener unas finanzas sanas y no tener sobresaltos.
  • Que no te controlen los impulsos: haz un gasto consciente y evita las compras por impulso. No planear el uso del ingreso puede provoca gastos innecesarios que desajusten las finanzas familiares. Lleva cada gasto a nivel consciente, cuestionando si lo que se vas a comprar tiene o no una razón de ser.
  • Utiliza el crédito a tu favor, no adquieras deudas que no puedas pagar. El crédito y las tarjetas de crédito son muy útiles para adquirir bienes o servicios que difícilmente se pueden comprar en efectivo, pero se utilizan de manera irracional se pueden convertir en un problema. Conoce el Costo Anual Total (CAT)  de cada una para que puedas darles un mejor uso.
  • Reduce deudas a fin de no destinar una parte importante de tu ingreso a su pago. Para diseñar una buena estrategia de reducción de deudas es necesario identificarlas y, si es el caso, reconocer que existe un problema.
  • Analiza tus finanzas familiares con objeto de elaborar un presupuesto que te permita cumplir tus metas. Conocer ingresos, gastos, activos, deudas y ahorros permitirá el mejor aprovechamiento de los recursos, los cuales siempre son limitados.
  • Elabora un plan de gastos con la finalidad de ajustar tus desembolsos para distribuir los ingresos de forma que se satisfagan las necesidades de la familia y de ti mismo.

 

 

Fuente: https://expansion.mx/midinero/2008/10/29/10-pasos-para-tener-unas-finanzas-sanas

Ahora bien … ¡Empieza desde ya! 

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.