De pobre a millonario

Nunca he entendido por qué la mayoría de personas con las que hablo, o a las que he conocido en cursos o conferencias de emprendimiento, creen que los empresarios más exitosos construyeron sus fortunas con un gran capital que ya tenían.

Te voy a contar un pequeño secreto.

¿Sabías que el 65% de los multimillonarios de hoy en día fueron extremadamente pobres en sus primeros años de vida?

Hoy quiero compartirte las historias personales de 8 empresarios exitosos que empezaron siendo extremadamente pobres, y que gracias a no rendirse, su esfuerzo y su trabajo duro han llegado hasta la cima.

Si todos ellos pudieron triunfar siendo incluso más pobres que tú, no hay ninguna razón para que pienses que tú no puedes ser como ellos.

 

8 empresarios exitosos que fueron extremadamente pobres

 

1. Howard Schultz

Howard Schultz es el presidente actual de la gran compañía de café Starbucks. Ahora tiene una fortuna de 2,5 billones (con “b”, no te confundas con millones) de dólares.

¿Y sabes qué? Este hombre llegó a vender su sangre para conseguir dinero.

Cuando era pequeño, vivía en Nueva York junto a sus padres y hermanos en un edificio protegido por el gobierno para personas que no podían siquiera pagar un pequeño alquiler.

En los deportes, vio una salida de escape a su pobreza y empezó a practicar fútbol y béisbol, y gracias a ello consiguió una beca deportiva convirtiéndose en la primera persona de su familia en ir a la universidad.

Pero allí pronto se dio cuenta de que no era tan buen jugador como pensaba: dejó el deporte y la beca le fue retirada también.

Ya no tenía dinero para pagar su carrera, pero sabía que quería llegar a ser alguien.

Así que para pagar la escuela pidió préstamos, trabajó como camarero donde le pagaban una miseria, y como no era suficiente, recurrió incluso a vender su sangre a cambio de dinero.

Gracias a todos estos esfuerzos terminó sus estudios, y así es como llegó a Starbucks, primero trabajando en puestos más bajos, hasta que poco a poco ascendió a su actual posición de presidente ejecutivo de la compañía de cafeterías más grande del mundo.

 

Jan Koum

Quizás el nombre de Jan Koum no te suene de nada. Pero ¿y si te digo que es uno de los empresarios más exitosos porque es el cofundador de la famosa aplicación Whatsapp?

Jan era un adolescente que vivía en Ucrania, pero a los 16 años tuvo que emigrar a Estados Unidos sólo con su madre – dejando a su padre atrás – en busca de un futuro mejor.

En el camino se encontraron demasiadas dificultades: al ser extranjeros, tuvieron que adaptarse no sólo a un nuevo país, sino también a un nuevo idioma, nuevas costumbres, y nuevas gentes.

Su madre trabajó como niñera para ganar algo de dinero para mantenerlos a los dos, mientras él trabajaba limpiando en una frutería, y necesitaron de ayudas del gobierno para sobrevivir.

Koum se interesó desde joven por la tecnología, y por eso se esforzó en trabajar todas las horas que pudo para ahorrar e ir a la universidad con 18 años.

Cuando finalizó sus estudios, acudió a varias entrevistas de trabajo para que le contrataran, y al final lo hicieron en la empresa Yahoo.

Allí conoció a Brian Acton, y juntos crearon la famosa aplicación para chatear WhatsApp. Jan Koum hoy tiene una fortuna de 8.6 billones de dólares. 

 

J.K. Rowling

J.K. Rowling es conocida en el mundo entero por ser la escritora de una de las sagas más famosas de la literatura: Harry Potter.

La historia de esta mujer es algo diferente que la de los dos empresarios exitosos anteriores: creció en una familia de clase media, aunque tuvo una mala relación con su padre.

Cuando su madre, que había estado enferma desde que ella era pequeña, murió, Rowling se mudó a Portugal para dar clases de inglés y escribir, y allí conoció a su marido con quien tuvo una hija.

Pero el matrimonio no fue feliz: su pareja la maltrataba y ella terminó separándose de él y mudándose de nuevo a Escocia para estar cerca de su hermana.

En esa época, la escritora se veía como un fracaso: se había divorciado, no tenía trabajo y apenas le quedaba dinero para mantener a su hija.

Incluso pensó en suicidarse debido a su gran depresión.

Fue en este momento cuando empezó a ir a cafeterías donde a veces no podía ni pagar un café para que ella y su pequeña tuviesen un lugar caliente donde quedarse unas horas, ya que en su casa no podían permitirse encender la calefacción.

comenzó a escribir en las mesas de estos cafés. Todas sus experiencias de niña, sus sentimientos depresivos y el amor por su madre que había muerto le inspiraron para crear el primer libro de Harry Potter.

El resto es historia: vendió su libro a una editorial, y creó un imperio de mil millones de dólares, y una colección de libros que siempre serán recordados a lo largo de los años.

 

Jeff Bezos

Jeff Bezos es el presidente ejecutivo de Amazon, y su fortuna personal está valorada en unos 59 billones de dólares. Aunque hace años no tenía siquiera dinero para pagar sus estudios.

Cuando era un niño, trabajaba en el rancho de su abuelo colocando tuberías, dando de comer al ganado, y reparando los molinos de viento.

Siendo adolescente trabajó en McDonald´s durante todo un verano para poder pagarse sus vacaciones. Sin embargo, siempre mostró una actitud muy emprendedora.

Y al año siguiente inició un campamento de verano para niños que querían aprender más acerca de la ciencia – algo que a él siempre se le había dado bien -.

Les cobró 600 dólares a los 6 niños que se inscribieron de su vecindario.

Al terminar la universidad, tuvo varios trabajos relacionados con sus estudios: trabajó en Wall Street con ordenadores, luego en un banco en el mismo sector…

Pero él sabía que no quería trabajar para otros; quería ser su propio dueño y fundar su propia empresa.

Y así es como creó el gigante Amazon, y lo hizo en el garaje de su casa, habiendo dejado atrás un trabajo en el que le pagaban bien y arriesgándolo todo por conseguir su verdadero sueño: ser emprendedor.

Larry Ellison

Aunque Ellison es ahora el fundador de la compañía Oracle (una corporación tecnológica), luchó mucho para llegar a su meta más preciada.

Su madre era una adolescente soltera de Nueva York que no pudo cuidar de él, y tuvo que darlo en adopción a sus tíos para que lo hiciesen por ella. Pero la relación con ellos no fue nada buena.

Su padre adoptivo le decía a menudo que no llegaría a nada, y que lo mejor era que empezase a trabajar en cualquier cosa para aportar algo a la economía tan pobre que tenían en casa.

Consiguió ingresar en la universidad, pero al poco tiempo abandonó los estudios y fue saltando de un empleo a otro.

Pero siempre interesado por el mundo de las computadoras y las tecnologías, con sólo 22 años creó una base de datos para la CIA, a la que llamó Oracle, y que sería el nombre de la empresa que tantos ingresos le genera ahora.

 

Con todas estas historias de éxito lo que me gustaría es que reflexionases sobre tu propia situaciónahora mismo.

Piensa qué es lo que quieres conseguir en la vida, hasta dónde quieres llegar. Y luego mira dentro de ti y pregúntate qué estás haciendo HOY que te llevará a donde quieres llegar MAÑANA.

Es imposible que alcances tus metas si no das el primer paso para recorrer el camino.

Y, después de haber leído estas 8 historias de éxito, espero que te hayas dado cuenta de que esas excusas como “no tengo dinero, ni tiempo” o “no sé hacer esto” debes eliminarlas ya de una vez por todas.

¿Cuál de estos 8 empresarios exitosos te ha motivado y emocionado más con su historia? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas.

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.