Esta sí es la forma adecuada de usar la tarjeta de crédito

Es muy importante organizar el dinero que le entra y planear sus gastos, para saber con qué presupuesto cuenta, así como no pedir un cupo que pase sus ingresos, ni contraiga deudas con cuotas que no pueda pagar.

Lo recomendable es tener una sola tarjeta, aunque si tiene dos lo mejor es que sean de franquicias distintas para aprovechar los beneficios de cada banco. También la importancia de no superar este número de tarjetas porque eso fomenta el desorden financiero.

Otra recomendación es usarla para pagar solamente bienes durables, como un televisor o una cama, pues son cosas que no se cambian con tanta frecuencia y su pago se puede diferir a mayores cuotas.

En caso de hacer compras recurrentes, lo ideal sería pagarlas en una sola cuota, pues estas deudas al ser frecuentes se van acumulando fácilmente y pueden salirse de control.

El pago oportuno es clave en el manejo de las tarjetas de crédito, porque repercute en el historial crediticio que miran los bancos y otras entidades para brindarle servicios financieros como préstamos.

La seguridad a la hora de hacer comprar es un factor clave para hacer un uso responsable de este plástico. Por esto, fíjese bien en dónde hace las compras, asegúrese de que es un lugar confiable, tanto en internet. entrando directamente a las páginas oficiales de cada marca, como en tiendas físicas, donde no puede descuidar su tarjeta.

Los consejos
En realidad, cada persona determina el propio uso de su tarjeta, pero si usted es de quienes quiere sacar ventaja, recomiendamos:

• Tener una tarjeta sin cuota de manejo
• Usarla para los casos en los que realmente se necesite: sólo si es una compra necesaria y urgente y no se cuenta con el efectivo.
• No es para compras o inversiones a largo plazo.

En tanto, el experto de la EAN recuerda que “cada compra tiene una tasa de interés  diferente, que es con relación al día de la compra. Entonces es posible que tenga varias compras, en diferentes días, con diferentes tasas de interés y eso afecta su flujo de caja”.

Incluso, sobre las tarjetas marca propia, Moscoso explica que “son más caras que las de un banco, porque por lo general cobran cuota de manejo mensual más la tasa de usura del mercado y le venden a uno la idea de unos famosos descuentos a través de puntos, pero eso suelen ser bajos y no favorecen mucho”.

Déjanos un comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.